Colegios

Nuestros estudiantes estarán en clases con 25-30 alumnos irlandeses aproximadamente de la misma edad. Todos ellos siguen el currículo tal como lo establece el Ministerio de Educación irlandés. Según lo esperado, se adaptarán rápido a la vida escolar y podrán mantener el mismo nivel académico que los alumnos irlandeses. Nuestros estudiantes son tratados de la misma manera que cualquier otro estudiante en los colegios y se espera de ellos que tengan un buen comportamiento.

Rockbrook International organiza programas de inglés para escolares de entre 10 a 17 años. Tienen la posibilidad de estudiar un año entero en un colegio católico de la zona. Tenemos una red de más de 40 colegios en Dublín y sus entornos. Estos colegios se han seleccionado cuidadosamente para cumplir con nuestro estándar de calidad. Escogemos el colegio que consideramos más adecuado a las necesidades de cada estudiante. La escuela juega un papel muy importante en el desarrollo de la capacidad intelectual, emocional y espiritual de los niños. Esto se consigue a través de una estrecha colaboración entre los profesores, los estudiantes y el personal de Rockbrook.

Rockbrook International distribuye a los estudiantes en más de 40 colegios católicos, principalmente en el área de Dublín, pero también en WicklowCarlow y Kildare. Los colegios de secundaria son todos de educación diferenciada y hay colegios de primaria mixtos y otros sólo para niños o sólo para niñas. Los estudiantes están en clase con alumnos irlandeses de la misma edad.

Estudian las mismas asignaturas que sus compañeros de clase: matemáticas, ciencias, geografía, historia, estudios de negocios, etc. – todo en inglés. Realizan los mismos deberes, ejercicios y exámenes que sus compañeros irlandeses y el profesor los tratará como un solo estudiante más.

Nuestros tutores

A todos los estudiantes se les asigna un tutor que cuida de ellos durante su estancia en Irlanda. Los tutores están en contacto regular con sus estudiantes para ayudarles en la instalación en el colegio y con la familia irlandesa. Ellos revisan su progreso y tratan cualquier problema que surja.

Envían informes regulares a sus padres, generalmente por correo electrónico. Tanto los padres como la familia de alojamiento tienen el número de teléfono móvil del tutor en caso de que tengan que ponerse en contacto con él o ella.